Alto Arizona

Estamos pintando una línea en la arena en Arizona para detener el odio antes de que se extienda por todo el país.

SB1070 desató la indignación nacional que trajo a luz los años de violaciónes de derechos humanos en Arizona y los peligros de la colaboración de la policía y ICE. Alto Arizona es un núcleo para el movimiento vibrante de los derechos migrantes internacionales que se oponen a la legislación de odio y exigiendo derechos humanos plenos en el estado. Puente Arizona y NDLON están pidiendo al Presidente Obama poner fin a todas las colaboraciones entre policía y ICE, anular esta ley odiosa, y legalizar en vez de criminalizar a nuestras comunidades.

Alto Arizona es una respuesta al proyecto de ley SB 1070. Hacemos un llamado al Presidente Obama para intervenir en Arizona.

El viernes, 23 de abril del 2010 la gobernadora Jan Brewer se unió a las filas de George Wallace y otros como él, que buscaban obtener una ventaja política por medio de fomentar el odio y la intolerancia. Y mientras Brewer y el sheriff Joe Arpaio habrán escrito ellos mismos en los libros de historia por el apoyo a esta ley repugnante, aparecerán como nada más que una nota al pie. De hecho, este capítulo de la historia será escrita por los millones de inmigrantes que afirman su lugar en la historia americana como todos los otros que vinieron antes que ellos. Este capítulo será escrito por una nueva generación de líderes valientes. Será escrito por todos nosotros.

La comunidad inmigrante de Arizona está organizando y montando la presión política, legal y económica necesaria para restaurar las protecciones constitucionales para el Estado. Ellos necesitan la ayuda de la nación para cambiar la política federal que permitió la formación de SB 1070. El simple hecho es que el Presidente de los Estados Unidos tiene la autoridad moral y la obligación legal de intervenir y poner fin a la SB 1070.

Nuestras demandas: EXIGIMOS AL PRESIDENTE OBAMA A:

  • Reafirmar el control exclusivo del gobierno federal sobre la ley de inmigración, poniendo en claro que la policía estatal y local no tienen la autoridad inherente para imponer las leyes de inmigración.
  • Suspender y terminar de inmediato todas las colaboraciónes entre la policía y ICE, incluyendo los acuerdos 287 (g) y la iniciativa denominada "Comunidades Seguras".
  • Dirijir a El Departamento de Seguridad Nacional a negarse a tomar custodia de toda persona acusada de violar las disposiciones de la ley SB 1070.
Show Buttons
Hide Buttons